Fisura Anal

Fisura Anal

Una fisura anal es una grieta en la piel que recubre el ano. Puede aparecer a cualquier edad, como resultado de una evacuación dificultosa que implique importantes esfuerzos de empuje, pero es más común después del parto como consecuencia del trauma obstétrico que supone el mismo.

La fisura anal, es muy dolorosa, con lo que quienes la padecen postponen enormemente el momento evacuatorio. El resultado de esto es la deshidratación de las heces por su acumulación, estancamiento en el recto y su difícil evacuación. Entrando de este modo en un círculo vicioso de disfunción evacuatoria.

Los síntomas que caracterizan a la fisura anal, son:

  • Dolor muy intenso durante la evacuación
  • Dolor que aumenta después de la evacuación
  • Sangrado
  • Espasmo de la musculatura perianal

Reeducación pelviperineal

El tratamiento conservador de la fisura anal se basa en la reeducación de la defecación, la normalización de la tensión muscular en el esfinter anal y la facilitación de una correcta cicatrización de la lesión en la piel.

En esta página web queremos facilitar una orientación sobre la fisioterapia del suelo pélvico, en ningún caso pretendemos hacer un diagnóstico médico de su patología. Para más información se puede poner en contacto con nosotros a través de la web o por teléfono.